Raquetas de nieve

material ruta raquetas de nieve

ficha material raquetas nieve

Otro año más, ya están las montañas nevadas y todos con ganas de disfrutar de ellas. Hay muchos deportes que practicar en invierno en el Pirineo pero muchos de ellos exigen una forma física y unos conocimientos para los que no todo el mundo está preparado. Por suerte, las raquetas de nieve es una actividad sencilla, que requiere poco material y que podemos disfrutar desde el primer día, tomando eso si una serie de precauciones.

Para realizar un paseo con raquetas de nieve, el único material específico que necesitamos con unas raquetas de nieve y unos bastones con roseta. A parte del material técnico, necesitaremos ropa adecuada a la meteorología del día que en principio no será muy diferente de la que utilizaremos para cualquier excursión de senderismo sin nieve.

La vestimenta

De abajo a arriba, comenzaremos vistiendo unos buenos calcetines. No conviene llevar dos pares puesto por las arrugas que puedan generar y su consiguiente roce. Un par de calcetines, más gruesos o más finos serán suficientes. Dejar otro par de repuesto en el coche es una buena idea por si nos suda el pie o se moja durante la ruta.

Las botas, pueden ser unas botas de montaña normales, como las que utilizamos el resto del año. Es importante que sean botas y no zapatillas para que la fijación de las raquetas no nos roce con el tobillo. Si además las botas son impermeables, mejor, aunque normalmente la raqueta nos aisla lo suficiente del suelo como para no mojarse la bota

Polainas. No son necesarias por el mismo motivo de antes. Las raquetas nos elevan y separan de la nieve, salvo cuando hay mucha nieve polvo que entonces si serán útiles, aunque prescindibles.

Pantalón. Olvídate del pantalón de esquí. Tienes que ser un día realmente frío para que agradezcas un pantalón tan grueso. Las raquetas se parecen al esquí en que se hacen con nieve, pero en nada más. En el esquí pasas mucho tiempo sentado en el telesilla y allí hace frío. En las rutas con raquetas de nieve, estás caminando todo el tiempo y esto hace que tu cuerpo esté generando calor, el cual puede ser muy incómodo y si vas muy abrigado. Un pantalón de trekking es lo ideal. Si no tienes, unas mallas gruesas o un pantalón cómodo te servirá.

Para la parte de arriba, todo depende del tiempo que haga se día, pero en general siguiendo el consejo de las 3 capas podremos adaptar bien la vestimenta a la ruta. ¿En qué consiste?

Teoría de las tres capas

Capa 1 o capa interior debe ser una camiseta ceñida y transpirable. Es la que se encarga de evacuar nuestro sudor hacia afuera para evitar que se condense y nos quedemos fríos al parar.

Capa 2 o capa térmica es la que nos guarda el calor que genera nuestro cuerpo. Esta función la cumple a la perfección  un jersey o una sudadera siendo lo ideal un forro polar o similar.

Capa 3 o capa protectora. No es una capa mágica como la de los superhéroes. Es la capa que nos protege de las inclemencias meteorológicas (viento, lluvia, nieve…). Tiene una textura más rígida y fuerte que las otras capas para hacer de escudo protector. Si además el tiempo es muy frío, deberá tener algún tipo de relleno que nos aporte un calor extra (abrigo, anorak…). Lo ideal suele ser un cortavientos o chubasquero (transpirable a ser posible). Recuerda, al igual que con los pantalones que vas a estar en continuo movimiento, muchas veces subiendo cuestas y esto hará que entres fácilmente en calor. Si llevas un abrigo muy grueso, piensa que en las subidas te va a sobrar y tendrás que guardarlo en algún sitio. atarlo a la cintura no es buena idea y es incómodo. La solución la tienes más abajo.

Pequeñas prendas muy necesarias

Gorro. Por la cabeza se va mucho de nuestro calor corportal. Llévala bien tapada, salvo que el cuerpo te pida lo contrario. Una braga tipo «buff» es muy versátil y a menudo suficiente. Ocupa muy poco y la puedes llevar además del gorro.

Guantes. Las manos, al no ser un órgano vital es lo primero que se queda frío. Además de doloroso es muy incómodo llevar las manos frías y no poder usarlas por no sentir los dedos. Con las manos frías no puedes atarte las zapatillas, no puedes hacer fotos, ni abrocharte una cremallera. Los guantes ocupan muy poco y nos dan mucho. Lo ideal sería llevar dos pares de guantes, unos gruesos y otros finos y así utilizar los que necesites en cada momento.

Complementos

Además de la vestimenta, hay una serie de complementos que no pueden faltar en una ruta con raquetas de nieve, ya sea de iniciación o para los más expertos. Alguno de estos artículos son:

Gafas de sol. ¡IMPRESCINDIBLES! La nieve refleja el sol y quema tus retinas. Lleva unas buenas gafas de sol. Para los días soleados, un factor 3-4 es ideal. Si además están polarizadas mejor que mejor. Las gafas de factor 2 pueden servir en días nublados pero quizás no sean suficientes los días más claros.

Crema solar. En la montaña el sol incide con más fuerza. Además la nieve hace de espejo y refleja los rayos de sol por lo que nos dan por partida doble. Date protector solar (fp50) en la cara y labial en los labios para prevenir quemaduras 30 minutos antes de comenzar la ruta. Recuerda aplicarte alguna vez más si la ruta dura más de dos horas.

Mochila. Un gran invento que solo valoras cuando te falta. No hagas pereza en llevar una mochila, pues vacía no pesa nada y cuando la necesitas es de gran ayuda. Piensa que un abrigo de invierno llena completamente una mochila mediana (en las pequeñas ni cabe). En ella podemos llevar además algo de comida, un poco de agua, crema solar, el móvil…

Comida y bebida

Esto depende principalmente de la ruta y de la persona. Si has desayunado fuerte y la ruta es corta, un pequeño picoteo será suficiente. Si es una ruta muy larga y exigente, tendrás que alimentarte en concordancia. Para las rutas de iniciación con raquetas de nieve por el Pirineo que proponemos habitualmente, una barrita energética o similar es suficiente. En cuanto al agua, el frío hará que nos olvidemos de beber, pero eso no significa que no la necesitemos. Para beber líquido con más ganas, recomiendo llevar alguna bebida dulce (zumo, refresco) o caliente (una infusión caliente es ideal para estas rutas).

Además de todo este material  personal, evidentemente deberemos llevar el material de seguridad recomendado para cualquier actividad en la nieve (Arva+pala+sonda). Si vas acompañado de un guía de montaña profesional, él llevará este material por ti, pero si no es así, deberías informarte sobre qué material de seguridad necesitas para hacer rutas en la nieve.

Espero que este post te haya servido de ayuda para aclarar dudas respecto a qué llevar en una ruta con raquetas de nieve. Puedes descargar el archivo que resume este artículo y compartirlo con tus compañeros de aventuras, o  si tienes cualquier pregunta, puedes escribirme un correo o llamarme por teléfono. Estaré encantado de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *